BLOG DEDICADO A LAS MENTES MAS DESPIERTAS E INCONFORMISTAS Y QUE OS AYUDARA A DESPERTAR...

10 de marzo de 2011

FARISEOS

La palabra fariseo ha quedado en nuestro idioma como sinónimo de hipócrita. Resulta curioso que los fariseos en hebreo, algo así como devotos que encarnaban la ortodoxia del judaísmo me vengan a la mente a la hora de representar a los obispos, españoles en particular, y católicos en general,
Se multiplican cada día más las sospechas de que el papa Benedicto XVI, ya desde años lejanos, hubiese podido participar en la penosa operación de ocultar a los sacerdotes que se habían manchado con el crimen de violación de menores, incluso de sordomudos. Si se llegara a probar dicha complicidad de quien hoy rige los destinos de la Iglesia, ello podría constituir una grave responsabilidad de la comunidad cristiana mundial con el mismo Papa.La protección por parte de la Iglesia de curas violadores de menores es contraria al Evangelio de Jesús¿Pero qué decir y qué hacer cuando personajes de la Iglesia, teóricamente consagrados a hacer el bien y a dirigir las conciencias, mancillan no sólo el alma sino también el cuerpo de inocentes? El Vaticano siempre pensó que lo mejor para la Iglesia era el silencio, el ocultamiento de los hechos, con la argumentación de que los errores y pecados de un cura o un obispo o cardenal podrían terminar ensuciando a la misma institución.
El problema que la Iglesia no quiere reconocer es que esa actitud hipócrita de ocultar la evidencia, que está saliendo a la luz cada día con mayor fuerza, con tristeza y dolor de los creyentes sinceros, ya está condenada y con palabras durísimas en los Evangelios canónicos, en los que debía inspirarse más que en sus leyes del Derecho Canónico.
Bastaría abrir el Evangelio de Mateo. En el capítulo 23, Jesús de Nazareth se dirige a los fariseos y maestros de la ley, que eran los que se arrogaban el poder de decidir sobre las conciencias de los judíos -como la jerarquía de la Iglesia lo hace hoy con los católicos- y les llama "sepulcros blanqueados", que "por fuera aparecen hermosos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de podredumbre".La preocupación de la Iglesia de hoy, como la de los fariseos del tiempo de Jesús, es, y lo ha sido siempre, la de aparentar limpia por fuera aunque esté podrida por dentro.Si ya Jesús lo decía hace más de 2.000 años que nada de lo que está oculto lo permanecerá para siempre, también hoy le va a ser cada día más difícil a la Iglesia, por más malabarismos que intente hacer, que los vasos y platos sucios de su perversa actitud contra inocentes queden en el silencio o en el olvido.
Continúa Jesús: "Por fuera parecéis justos ante los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía y de crímenes" (27-28).
Luego, Jesús se pregunta: "¿Cómo escaparéis a la condenación del fuego?".
Versículos antes, en el mismo capítulo de Mateo, Jesús critica a los maestros de la ley porque, les dice: "Limpiáis por fuera el vaso y el plato, y por dentro estáis llenos de codicia y rapiña. Maestros ciegos, limpiad primero el vaso y el plato por dentro para que también por fuera queden limpios" (24-26).
No hace falta ser teólogo ni biblista para entender que la actual actitud de la Iglesia con los sacerdotes y obispos violadores de menores está en total contradicción con la doctrina del que considera su fundador, el profeta Jesús. . No quieren limpiar el plato por dentro por miedo a que pueda aparecer manchada su cara por fuera.
La Iglesia tiene una especie de pánico a que se conozcan las debilidades o pecados de sus representan tes. Por eso prefiere si no perdonarles, por lo menos ocultarlos, sobre todo cuando se trata de sexualidad, ya que en cada escándalo en este campo se le planta delante el fantasma del celibato obligatorio de los sacerdotes, considerado por no pocos como un elemento multiplicador de los crímenes sexuales contra menores.
Y por otro lado no se que hace este personaje Impresentable, Hipócrita y Fariseo orando en el muro de las lamentaciones de Israel.
Cuando unos años antes vestido con su uniforme nazi aplaudía y felicitaba a Hitler y a los nazis cuando estos exterminaban en los campos de concentración a Millones de hombres , mujeres y niños para el exterminio de todos los Judíos del mundo.
" Fariseos " que predicáis agua y bebéis vino. " Guias ciegos " que coláis el mosquito y os tragáis el camello. " Sepulcros blanqueados " que por fuera parecéis bonitos y relucientes, pero por dentro estáis llenos de podredumbre, repugnante y vomitiva. " Hipócritas ". " Generación de víboras ". " Hijos del infierno ". " Insensatos ". "Serpientes " " Asesinos ".
Todas estas palabras las pronuncio aquel que murió por aquellos a quienes las dirigió.
Al Vaticano se le llama en la Biblia " Babilonia la Grande " la madre de todas las Rameras ". Porque las rameras se acuestan con todos, cobran a todos, y no se casan con ninguno !!

Que paséis un feliz día y muchas gracias por vuestro tiempo.

Jesús Miravalles Gil
               

No hay comentarios:

Publicar un comentario