BLOG DEDICADO A LAS MENTES MAS DESPIERTAS E INCONFORMISTAS Y QUE OS AYUDARA A DESPERTAR...

6 de noviembre de 2015

UN PUEBLO LIBRE (cuento)

Había una vez un Pueblo cuyos ciudadanos no se amaban a sí mismos, estaban preocupados, cansados y tristes por tener que trabajar, incluso donde no querían, hasta que eran viejos para poder ganar el maldito “dinero” y así pagar la comida o vivienda y las cosas innecesarias que no les hacían más felices sino más esclavo
Además tenían que dar parte de ese dinero a unos señores y señoras que la mayoría de los ciudadanos, engañados con sus falsas promesas, habían elegido como representantes y que decían usarlo para las necesidades del Pueblo; pero casi siempre lo robaban para ellos o para sus amigos. Había ciudadanos que no tenían suficiente para comprar una casa y tenían que pedir prestado el dinero a los señores y señoras de los bancos que les exigían más como recompensa por habérselo prestado y que se quedaban con sus casas y los dejaban sin vivienda si no podían devolvérselo. Todos los señores y señoras eran ladrones, delincuentes y criminales de “traje y corbata”, los “peces gordos” mafiosos que ocupaban el poder, que hacían leyes injustas y que tenían a su servicio, como cómplices y ayudantes muy bien pagados y protegidos por ellos, a muchos altos
funcionarios, jueces, fiscales, policías... corruptos e injustos.
 Así los señores y señoras eran cada vez más ricos y poderosos gracias a este Pueblo que trabajaba para ellos hasta agotarse, consumía sus productos incluso insanos, les pedía prestado el dinero devolviéndoselo con creces y pagaban lo que ellos decían. Millones de esclavos sin cadenas; un Pueblo engañado, robado y sometido.
 Hartos, cansados y enfermos de tanta opresión, reconociendo que ellos eran los responsables por no amarse a sí mismos, aquel Pueblo empezó a dialogar hasta llegar a acuerdos y decidieron organizarse para dar la espalda a los señores y señoras injustos: Dejaron de protestar porque no servía para nada y empezaron a intercambiar los alimentos y las cosas hasta que no fue necesario el dinero; decidieron no trabajar para ellos y ayudarse mutuamente para construir las casas, educar a sus hijos o atender a los enfermos. Hablaron con otros pueblos y compartieron unidos excluyendo a los que querían aprovecharse de los demás. Nunca más eligieron a representantes que los organizaran y les obligaran a darles dinero. De esa forma se liberaron de la opresión y todos se sintieron mucho más felices siendo por fin un “Pueblo Libre”.
                                                       asociación los nadie
Enseñanza: ¿No seamos como el Pueblo sometido cuyos habitantes no sabían amarse a sí mismos? Ignoremos a los poderosos, unámonos en grupos (asambleas), sintiéndonos todos iguales, sin representantes (horizontales) y tomando decisiones mediante el diálogo hasta llegar a acuerdos (consenso). Hagámoslo y seremos un Pueblo Libre.

Aprovecho para poner esta canción donde tiene su origen en un poema de Paul Éluard (Liberté) redactada en 1942. Inspirándose en este poema, Gian Franco Pagliaro compuso Yo te nombro libertad, cantada por muchas figuras emblemáticas entre ellas Nacha Guevara.
    
Jesús Miravalles Gil
                                         

No hay comentarios:

Publicar un comentario