BLOG DEDICADO A LAS MENTES MAS DESPIERTAS E INCONFORMISTAS Y QUE OS AYUDARA A DESPERTAR...

26 de enero de 2013

"VAGABUNDEAR" TODOS SOMOS EMIGRANTES

Hay muchas personas que tienen que dejar el lugar donde nacieron, por trabajo o por otras circunstancias más desfavorables.
Cada uno de nosotros, cuando esto ocurre, afrontamos el cambio de la mejor manera que sabemos.
Todos terminamos haciendo nuestra vida en ese otro lugar, aunque echemos de menos nuestros orígenes.
Sin embargo la vida sigue, y aunque no estemos en la que era nuestra casa, terminamos por adaptarnos y de formar parte de ese otro lugar, al que terminamos por considerarlo nuestro hogar.
En realidad, todos pasaremos por estas circunstancias.
Antes o después, tendremos que dejar nuestra casa o nuestra tierra, y por ello tenemos que ser conscientes de que el apego a un lugar o a una casa, tan sólo nos traerá problemas.
Todos somos emigrantes.
Unos porque han de dejar su país de origen, otros porque han de cambiar de comunidad o ciudad, y otros porque han llegado a una edad o porque necesitan más cuidados y han de abandonar su casa.
Podemos prepararnos desde ya, para que el cambio sea relativamente suave. Puedes imaginarte que has de cambiar de país, o de ciudad o de casa. Piensa que es lo que sentirías si eso te ocurriera. Siente donde está realmente tu hogar. ¿Es dónde vives ahora o donde estuviste viviendo? No creas que todo se acaba si has de dejar tu país, ciudad o casa. La vida siempre se abre paso. Allá donde estemos, allá donde viviremos, estará nuestro hogar. Porque…Somos de donde vivimos.
Recuerdo que en mi época  de adolescente solía tararear con mucha frecuencia  temas de Serrat y uno de ellos  lleva  por título “Vagabundear.” La letra de la canción dice así:
                                     
                                   "Harto ya de estar harto, ya me cansé
                                  de preguntar al mundo por qué y por qué…
                                   La Rosa de los Vientos me ha de ayudar
                               y desde ahora vais a verme vagabundear.
                               Entre el cielo y el mar:  va-ga-bun-dear…”

Y es que las letras de Serrat siempre suelen hacer diana en los puntos clave.  Porque… ¿quién  no se ha sentido alguna vez harto? ¡E incluso harto de estar harto…! Y cuando ese es el caso, no es de extrañar que a uno le “entren” ganas de largarse, de irse lejos, de “darse el piro”, de borrarse… y por unos instantes sentimos como emerge, desde nuestro interior, el espíritu del Vagabundo… Perderse por los caminos… viajar a tierras lejanas… probar suerte en otro sitio… como muy bien dice en otra de sus canciones. Toma tu mula, tu hembra y tu arreo. Sigue el camino del pueblo hebreo y busca otra luna. Tal vez mañana sonría la fortuna. Y si te toca llorar es mejor frente al mar.

Jesús Miravalles       
                               

No hay comentarios:

Publicar un comentario