BLOG DEDICADO A LAS MENTES MAS DESPIERTAS E INCONFORMISTAS Y QUE OS AYUDARA A DESPERTAR...

1 de marzo de 2016

AQUELLOS JUEGOS TRADICIONALES DE MI ÉPOCA

Me siento como un niño de nuevo, acabo de cumplir 60 años, y sin embargo me siento como si fuera aquel niño que vuelve a su infancia recordando aquellos juegos tradicionales que jugaba en aquellos años.
¿Recuerdas aquellos juegos tradicionales de tu infancia?
 En la época de los años 60 - 70 donde la calle se convertía en protagonista pues era el lugar preferido de encuentro donde transcurrían los mejores momentos para jugar.
Había juegos de lo mas variado también eran bien diferentes los de los chicos y las chicas.
Quiero aprovechar este post y hacer llegar mi voz a los Ayuntamientos o a quien corresponda por la recuperación de los juegos más típicos y tradicionales de siempre.
Aquí os dejo algunos de los juegos que jugábamos en aquellos años.
                                                                 LAS CANICAS
 En mi infancia? Llevar los bolsillos llenos de canicas de todo tipo era de lo mas normal.
El juego en cuestión consiste primero en hacer un agujero en el suelo al cual se le llama gua.
Al rededor del gua se sitúan los jugadores, cada uno con sus canicas preferidas y dispuestos a conseguir las canicas del contrario.
El jugador en turno debe golpear con su canica la canica del contrario y conseguir de una
tanda hacer Chiva, Pie, Tute y Gua, entonces salva su canica y se queda con la de su adversario. En el caso de que el jugador falle y no logre impactar con su canica a la del contrario, el turno pasara a ser de su rival.


                                                           LA PEONZA
 La peonza está de moda. El tradicional juguete de nuestros abuelos invade calles y plazas, remozado de modernidad. Los mayores observan con nostalgia a los niños, aunque se extrañan del ron-ron plastificado y de los luminosos colores de los juguetes actuales..
Al menos, a los niños de ahora ya no les sucederá como al de la anécdota:
Un abuelo marchó a la ciudad para ver a su nieto y le llevó su juguete más entrañable con el que se divertía de niño. El nieto agradeció al abuelo el regalo, lo cogió con las manos, lo giro por un lado y otro, y le pregunto: ¡Yayo!, ¿dónde va la pila?

                                                      LA COMBA O CUERDA 
 El juego de la comba es un juego muy sencillo y divertido. El único material que se necesita es una cuerda gruesa y muchas ganas de saltar.
Se juega con un mínimo de tres jugadores .Dos cogen una punta de la cuerda cada una y la mueven de un lado a otro,cantando. La persona que salta no puede dejar de saltar ,ni pisar la cuerda,si lo hace pierde y debe de ser ella la que dé

 Las chicas jugaban a la Comba, la Teja, la Goma, las Tabas, Alfileres etc…
                                        JUEGOS DE NIÑAS - LAS TABAS  
Las tabas recuerdo que era uno de los juegos estrella entre las chicas.
Hay muchas variantes del juego de las tabas en Roa por ejemplo se utilizaba una bola o canica que se lanzaba al aire mientras con la mano se trataba de volver las tabas a Hoyos, Zapatas, Carnes y Güitos creo que las cuatro caras se llamaban así ¿corregirme si me equivoco?


 
                                                               LA TEJA
 La teja. este juego consiste en rayar con un clarión (tiza), cuadros en el suelo numerados, primero de uno y de cuando en cuando dobles, saltabas de uno a otro a la “pata coja” y abriendo las piernas al llegar a los dobles, todo esto pegándole a la teja para que pasase de un cuadro a otro, no podía salir fuera ni quedar entre las rayas ya que perdías la partida.
En las noches de verano llegabas a casa y decías….- madre pon la cena entre el pan que me voy a jugar un rato-, mientras nuestros padres se sentaban un rato a la fresca a descansar, solíamos jugar al escondite, al pille y los más mayores nos contaban historias de miedo para asustarnos

Jesús Miravalles Gil                    
                                                
                         

No hay comentarios:

Publicar un comentario