BLOG DEDICADO A LAS MENTES MAS DESPIERTAS E INCONFORMISTAS Y QUE OS AYUDARA A DESPERTAR...

1 de octubre de 2015

“¿POR QUÉ AMASAN LOS GATOS?”

Su felino le dice así que le quiere.
Los gatos amasan nuestro regazo como un reflejo de su etapa de cachorro, pero este movimiento expresa amor y desmonta el mito de ser unos animales poco afectuosos con las personas.
Si su gato le amasa con las patas es que le quiere. ¡Y mucho! Los felinos amasan con sus garras, un movimiento de presión y relajación que realizan sobre superficies blandas -incluida nuestra tripa-, como reflejo de un movimiento aprendido de cachorros para obtener la leche de sus madres. Sin embargo, como se explica a continuación, muchos gatos mantienen este comportamiento reflejo que tanto intriga a los amantes de los animales y los felinos lo despliegan cuando están felices y demuestran a su dueño cuánto le quiere.
¿Su gato le amasa con las patas sobre el regazo? Eso es que le quiere.
Los gatos expresan su amor de un modo muy físico, con caricias, frotamientos y el peculiar movimiento de amasar con sus patas.
Las personas que viven con sus gatos hablan con ellos (una de cada tres prefiere desahogarse con su felino antes que con sus parejas), se asombran de las cualidades del ronroneo y asisten a diario a otras conductas sorprendentes, como la costumbre de muchos gatos de amasarnos con sus patas: es decir, de colocar sus garras sobre nuestro regazo, presionarlas y moverlas de forma rítmica en una suerte de trance muy relajante.
Pero, ¿por qué nos amasan los felinos? Y lo que suele aún ser una pregunta más frecuente: ¿qué piensan mientras que nos amasan con sus patas? En otras palabras, ¿este peculiar movimiento es una forma de amor peludo o todo lo contrario: un modo de marcar territorio y de decir, en lenguaje gatuno, “ojo, este humano es mío”?
Los expertos dicen que las personas que disfrutan de este movimiento del gato, conocido como amasar o hacer galletas, por su incuestionable similitud, deben sentirse afortunadas y sobre todo, muy queridas. “Sus mascotas les dicen con este masaje cuánto les quieren y lo importantes que son para ellos”, concluye un proyecto de investigación sobre el comportamiento felino de la Universidad de Florida.
Gatos, unos amigos más afectuosos de lo que se suele pensar.
Los gatos son bastante más cariñosos de lo que piensan quienes no les conocen. Estas muestras de amor hacia los dueños que les cuidan y quieren incluyen caricias con su cara contra nosotros, afectuosos empujones de su cuerpo sobre nuestras piernas y hasta bailes circulares en torno a las pantorrillas del sorprendido dueño.
Los cachorros de gato amasan a su madre para empujar la salida de leche materna y este reflejo afectuoso lo conservan de adultos para los animales y personas que quieren.
“Para los felinos, el sentido del tacto es muy importante; son animales muy receptivos al contacto físico y lo usan para mostrar afecto hacia otros gatos, animales y personas con las que viven y a las que quieren”, explica la etóloga felina Manuela Wedl, de la Estación de Investigación Konrad Lorenz, un enorme centro de estudios de comportamiento animal situado Viena. “El felino demuestra su afecto hacia nosotros cuando nos amasa con las patas”, dice Wedl, quien ha estudiado las relaciones de amor entre 40 gatos y sus dueños. Sus conclusiones han sido publicadas en la revista científica Behavioural Processes.
                                  
Pero los gatos no sólo amasan a sus dueños con las patas, como puede verse en este vídeo. También utilizan sus relajantes masajes para mostrar su amor hacia perros amigos: esta grabación de un felino que amasa a un can desmonta la falacia de una supuesta enemistad natural entre ambas especies.
                                  
El amor del gato, muy físico.
Los receptores de estos afectuosos masajes no son sólo personas y animales queridos. Los gatos amasan casi cualquier superficie blanda (colchas, jerséis, cojines y almohadas), cuando se encuentran tranquilos y felices. Los felinos logran de este modo sentirse más cómodos e incluso usan este gesto antes de acurrucarse para dormir.
Pero, ¿qué hay detrás del masaje del gato y por qué ejecuta este curioso y poco habitual movimiento? “Los felinos amasan como respuesta a un comportamiento aprendido durante su etapa de cachorros, ya que este movimiento de presión con las patas ayuda a los pequeños gatitos a empujar la leche materna para que salga mejor”, explica el experto Kim Thornton, autor del manual ‘Por qué los gatos hacen eso’ (Why do cats do that, Bowtie Press, 1997).
Este movimiento felino es habitual que esté acompañado de rítmicos ronroneos. Y, durante su ejecución, es más que posible que el peludo masajeador entre en una suerte de trance. “Cuando un gato nos amasa, nos trata del mismo modo que trataría a su madre”, añade el veterinario experto en felinos John Bradshaw, autor de ‘El sentido del gato’ (Allen Lane, 2013).
Una única precaución para cuando el felino nos amasa con frecuencia: mantener sus uñas cortadas y bien cuidadas. ¡Nunca se sabe cuándo llegará la próxima muestra de amor!
                                                          enlace: consumer
Jesús Miravalles Gil
                                     

2 comentarios: