BLOG DEDICADO A LAS MENTES MAS DESPIERTAS E INCONFORMISTAS Y QUE OS AYUDARA A DESPERTAR...

14 de noviembre de 2012

SOBRE LA INDEPENDENCIA EN CATALUÑA

Nota: Con este articulo no pretendo criticar en absoluto a los catalanes, todo lo contrario, vaya desde aquí mi apoyo y afecto sincero hacia ellos, considero que un pueblo tiene todo el derecho ha ser consultado y tratar de encontrar su camino.
 Aunque la independencia  no la comparta.
Estoy viviendo desde fuera toda esta polémica sobre las aspiraciones independentistas de Cataluña.
Tengo que decir que soy más partidario de lo que nos une, que de lo que nos separa.
Pero permitirme que hagamos memoria, y nos demos un paseo por la Historia, porque la historia esta ahí y pone a cada cual en su lugar.
En épocas antiguas, hablamos por ejemplo de la Alta Edad Media, y de mucho antes, las regiones hispánicas vecinas se unían para ser más fuertes y sobrevivir ante amenazas e invasiones exteriores. Por ejemplo, la Invasión del Imperio Romano en Hispania (218 a.C.) fué terrorífica y cruel. Recordemos el episodio trágico del pueblo de Numancia. Después, la Invasión Musulmana en toda la Península Ibérica (711 d.C.) fué espeluznante. Tenía mucho sentido entonces y era una necesidad que las regiones hispanas se unieran para defenderse.
En el siglo XII tiene lugar la formación de la Corona de Aragón con la unión dinástica entre el Reino de Aragón y el Condado de Barcelona.
Después, unos pocos siglos más tarde, con los Reyes Católicos, la Reina Isabel del Reino de Castilla y el Rey Fernando del Reino de Aragón, se unieron, siendo el germen de un Reino más grande y poderoso: El Reino de España.
 En 1469 se unieron en matrimonio la Reina Isabel de Castilla y el Rey Fernando de Aragón para formar un Gran Reino, más grande y fuerte. Cataluña formaba parte, desde el primer momento, de este Reino de España.
Por ejemplo, ya en 1493 los Reyes Católicos recibieron a Cristóbal Colón en Barcelona de su viaje por América. Es decir, todavía no existía ningún país actual del continente americano y ya Cataluña, Aragón, Castilla, y León, formaban parte de la potencia más grande del mundo en aquella época. España no era un país de medio pelo, sino que ha sido una gran nación que ha dejado huella de su existencia en la Historia. Gracias a esta unión, Cataluña formó parte de la potencia más grande del mundo en aquella época, y participó de la epopeya histórica del Descubrimiento de América.
Cataluña siempre se unió voluntariamente a la Corona de Aragón y a la Corona de España. Cataluña nunca fue invadida ni colonizada por España porque ella misma era España. Nunca ha existido ninguna guerra entre Cataluña y España como tal ni una guerra de la Independencia de Cataluña como tal, porque eso habría sido una contradicción histórica de su propia voluntad y de su propia historia. El proyecto de España es el proyecto y la proyección histórica que Cataluña quiso construir, porque ese proyecto era una necesidad y un deseo para Cataluña.
Ahora, nosotros, los herederos de este Reino Español, lo que debemos hacer es respetar y honrar nuestra Tradición histórica y lo que desearon hacer e hicieron nuestros padres antepasados; somos los responsables modernos de nuestra propia proyección y de la continuidad de nuestra propia historia.
Cataluña está hoy en una encrucijada, una crisis de identidad a la que la han llevado unos partidos nacionalistas fanáticos y excluyentes. Los catalanes deben reencontrarse con su propia historia y con su camino.
Cataluña siempre ha sido ambiciosa y de altas miras. No quiso permanecer aislada. Los Padres Catalanes decidieron, en siglos pasados, unirse voluntariamente a la Corona de Aragón, y después al Reino de España, y su decisión debemos respetarla.
Parece que los Padres Catalanes del Pasado tenían más visión y sabían lo que se hacían mucho mejor que los actuales dirigentes políticos nacionalistas, cegados y fanatizados.
Ahora precisamente con los tiempos que corren tan convulsos, que estamos más cerca que nunca de una Tercera Guerra Mundial, se podria repetir de nuevo la Historia. Porque al final la historia se repite. Supongamos que millones de soldados musulmanes amenazarán con desembarcar en la costa mediterránea de la Península Ibérica, deseosos de exterminar a los infieles catalanes. Seguro que todos los catalanes mirarian hacia el Reino de España para que les ayudasen. Por eso uno no debe ser desleal con su propia familia y con su propia historia.        ( Muchas gracias por vuestro tiempo en seguir este blog)

Jesús Miravalles Gil
            horus
                          

No hay comentarios:

Publicar un comentario