BLOG DEDICADO A LAS MENTES MAS DESPIERTAS E INCONFORMISTAS Y QUE OS AYUDARA A DESPERTAR...

27 de noviembre de 2012

TERAPIA CON PERROS Y GATOS

En muchas circunstancias, los animales son nuestros compañeros y hacen nuestra vida más placentera y saludable. Algunos centros y profesionales están poniendo en marcha programas de terapia con perros y gatos, pues estos amigables animales son excelentes guías y maestros en el desarrollo de conductas despreocupadas, el fomento de emociones positivas y en brindar cariño incondicional. La terapia con perros y gatos se aplica en pacientes de todas las edades, como forma de mejorar su salud física y mental.
Terapia con perros.
La terapia con perros es el método de terapia con animales más utilizado. Las características del perro más destacables son sus capacidades de comunicación, relacionamiento e interpretación de las expresiones y gestos humanos. Esto se emplea para mejorar la convivencia de los pacientes y se apoya en un método sicológico que toma en cuenta las conductas naturales del perro. Los perros tienen una actitud afectiva positiva de gran apego hacia el ser humano, pueden ser excelentes guías y maestros. Son lúdicos, afectivos, juguetones y están a nuestro lado fielmente durante toda su vida.
Acariciar a un perro o a un gato baja la tensión arterial, frecuencia de respiración y latidos cardíacos. Fomenta la amistad entre los dueños y la responsabilidad de su cuidado en los niños. En residencias de ancianos, cuando se hacen terapias con perros, estos ancianos reciben menos visitas del médico.
Terapia con gatos.
El gato es un animal que ha estado junto al hombre en casi todas las civilizaciones, como en el antiguo Egipto, donde era considerado un animal sagrado. El gato es un animal que no se estresa, puede estar tranquilo con los ojos cerrados y al mismo tiempo saber todo lo que sucede a su alrededor. Su ronroneo fomenta las emociones positivas y sus pequeñas señales de afecto son muy bien recibidas por sus dueños.El gato es uno de los animales recomendados como terapia para personas que se sienten muy solas y no pueden dedicar mucho tiempo al cuidado de su mascota y también para personas nerviosas e inquietas, ya que los gatos son buenos para transformar esa energía nerviosa y tranquilizar a su dueño.  El amigable contacto con el felino reduce su estrés y se ha constatado que personas con problemas psicológicos mejoran notablemente al tener la compañía de un gato.
Enlace: Otra medicina

Jesús Miravalles Gil
              

No hay comentarios:

Publicar un comentario